Una mujer se suicida en Zaragoza al no tramitarse su petición de eutanasia

La asociación Derecho a Morir Dignamente en Aragón ha denunciado el suicidio de una mujer en Zaragoza a la que no se había tramitado su petición de eutanasia. Emilia, de 83 años de edad, decidió poner fin a su vida este sábado arrojándose por la ventana de su piso en el barrio de Las Fuentes, tal y como informa la Cadena Ser.

La asociación asegura que ni su médica ni los responsables del centro de salud tramitaron su solicitud, tal y como ha relatado Consuelo Miqueo, médica jubilada, profesora de universidad e integrante de Derecho a Morir, en el programa La Ventana.

Emilia se suicidó el sábado. Padecía una luxación de cadera congénita que la obligaba a permanecer en cama. Presentó la solicitud en su centro de salud y, según asegura Miqueo, su médica de cabecera se negó a cogerlo. La médica jubilada explicaba que Emilia se ha enfrentado a multitud de trabas administrativas para ejercer su derecho a morir. Según Derecho a Morir, la mujer, que vivía en el barrio zaragozano de Las Fuentes, no pudo soportar su «terrible situación» ya que, según detalla la entidad en una nota de prensa, la luxación «con los años había ido sumándose a un grave deterioro de sus condiciones físicas sin posibilidad alguna de mejora» y Emilia «permanecía postrada en cama, encerrada en un piso sin ascensor, atendida por su familia, pero con dolores constantes».

La mujer, agregan desde la asociación, estaba determinada a acogerse a la Ley Orgánica de Regulación de la Eutanasia (LORE) pero ni su médica de familia ni nadie en el centro de Salud de Torre Ramona llegó a tramitar la solicitud. Presentó la solicitud a principios de julio, solo unos pocos días después de la entrada en vigor de la ley de la eutanasia, pero la asociación DMD, de la que era socia, insiste en que su médica de familia en primer lugar y luego otros responsables del centro de salud «obviaron los procedimientos exigibles y se negaron a recogerla». Por eso, la asociación estima que ha fallado «la propia puerta de entrada a la posibilidad de lograr la eutanasia».

Según la asociación, Emilia M.M. «cumplía en lo fundamental las condiciones que señala la LORE para quienes desean morir dignamente y poner fin a sus padecimientos». Aunque no podía actuar con un mínimo de autonomía, su mente se mantenía lúcida y eso desembocó, agregan desde DMD, en «desesperación».

Denuncian que los profesionales implicados dijeron que no conocían la ley y que no intentaron comprender la situación de esta mujer, por lo que instan a implementar formación sobre los procedimientos que prevé la ley. «Vemos que será preciso seguir luchando para lograr que se lleve a efecto lo aprobado en el Parlamento español por abrumadora mayoría», insisten. Y concluyen que en Aragón ya hay otras peticiones de eutanasia que siguen su tramitación, «a veces con normalidad, a veces con problemas» ante los que se mantendrán vigilantes.

Por su parte, fuentes del Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón han explicado a Efe que la dirección de Atención Primaria del sector en el que se ubica el centro de salud de la mujer estaba «en la fase de búsqueda de un segundo facultativo» que cursase la solicitud de la afectada, ante la negativa de hacerlo por parte de su médica de familia.

Y agregan que el Gobierno de Aragón «va a extremar a la vigilancia» para que se cumplan correctamente los plazos de la ley de la eutanasia, con la que se encuentra «absolutamente comprometido».

https://www.eldiario.es/aragon/sociedad/mujer-suicida-zaragoza-no-tramitarse-peticion-eutanasia_1_8471229.html

Deja un comentario