Michael Caine revela que ha dejado el alcohol por sus nietos: “He decidido vivir un poco más” | Gente

El actor británico Michael Caine cumplió el pasado mes de marzo 88 años y a esa edad ha dado unas declaraciones a la revista británica Candis en las que ha afirmado: “He decidido vivir un poco más, he reducido mi consumo de alcohol y tengo una nueva perspectiva de vida. Pensé que no iba a tener nietos y de repente tengo tres”. Esta condición le ha hecho cambiar sus prioridades, su perspectiva e incluso su forma de llevar su día a día: “Ser abuelo me ha dado una nueva oportunidad de vida”, ha afirmado sobre sus nietos, Taylor, de 11 años, y los gemelos Miles y Allegra, de 10.

El prolífico intérprete, que cuenta en su palmarés con más de 154 películas —entre ellas títulos como Alfie, The Italian Job, Educando a Rita, por la que consiguió el BAFTA y un Globo de Oro en 1983, Hannah y sus hermanas y Las normas de la casa de la sidra, por las que fue premiado con el Oscar en 1986 y 1999 respectivamente—, ya dio un primer paso con su ingesta alcohólica en 2017 cuando ciertos problemas de salud le obsesionaron con llegar a tener un cáncer. Sin embargo ha sido ahora cuando declara que ha convertido en bandera esta actitud y ha explicado que su gran motor para querer mantenerse sano y permanecer vivo unos años más son sus nietos: “Son mi fuente de juventud y me han dado una nueva oportunidad de vida sin ninguna de las preocupaciones o problemas. Estoy completamente enamorado de ellos y mi esposa también”, afirmó en referencia a la exmodelo y actriz de origen guyanés-británico Shakira Baksh (74 años), con quien lleva casado desde 1973.

Los premios y los éxitos profesionales parece que ahora ocupan un segundo plano en la ya longeva vida de Caine en favor de conseguir más tiempo para su familia: “Tuve algunos momentos de éxito en mi vida, gané dos premios de la Academia y me dieron el título de sir… Pensaba que no podía haber nada mejor que eso, pero luego tuve a mis nietos y ellos son mejor que cualquier otra cosa”, ha manifestado. También afirmó que a pesar de su legendaria y larga carrera como intérprete considera que su mayor logro ha sido ser padre. Caine tiene dos hijas, Dominique, de 65 años, fruto de su primer matrimonio con la actriz Patricia Haines —de quien se separó en 1962, siete años después de su boda—, y Natasha, que en la actualidad tiene 48 años, fruto de su larga unión con Baksh. Mujeres con las que el actor desveló que le encanta pasar todo el tiempo que puede y a las que tiende “a malcriar”.

Michael Caine flanqueado por su su esposa Shakira y sus hijas Natasha (izquierda) y Dominique, en una imagen de 2005.
Michael Caine flanqueado por su su esposa Shakira y sus hijas Natasha (izquierda) y Dominique, en una imagen de 2005. Tim Whitby / GETTY

Michael Caine no ha dado grandes titulares en un mundo muy acostumbrado a los excesos. Siempre ha mantenido un perfil comedido y sin escándalos; con dos grandes amores conocidos, sus dos esposas, y sin escarceos amorosos que hayan saltado a la luz pública. Ellas, según ha reconocido en numerosas entrevistas, fueron quienes lo empujaron a hacer realidad sus sueños, y en concreto Shakira, con quien lleva casado 47 años, le hizo centrarse para conseguir ser una celebridad reconocida por Hollywood. “Ella me calmó”, ha afirmado en distintas entrevistas. “Cuando era más joven era un poco un artista de mierda, solía beber una botella de vodka al día y también fumaba varios paquetes de tabaco. No era infeliz, pero estaba estresado”, cuenta detallando que ese estado lo podía generar una sesión de fotos, la duda de si sonaría el despertador a tiempo o el miedo por si se sabría el papel que le tocaba interpretar al día siguiente.

Sus inseguridades de entonces se convirtieron en miedos ante la muerte según ha ido cumpliendo años. En marzo de 2017, cuando tenía 84 años, concedió una entrevista a The Sun on Sunday en la que afirmó: “Mis días están contados. La muerte es mi principal preocupación. He reducido mucho el consumo de alcohol y siempre estoy buscando ideas contra el cáncer: comeré esto, haré aquello…”. Un miedo que tiene relación con la enfermedad de su padre, que padeció un cáncer de hígado, y a quien Caine vio sufrir por ello, tanto como para explicar que pidió al médico que le trataba que le ayudase a morir para acabar con el dolor. Motivo por el que siempre que se le ha preguntado sobre la eutanasia ha contestado que la apoya: “Sí, si uno está en una situación en la que la vida ya no es soportable”, justificó.

Nada de esto significa que haya tirado la toalla y se dedique únicamente a una plácida vida contemplativa. Michael Caine sigue en activo; este mismo año ha estrenado el filme Best Sellers. A su lado siempre está su familia y un buen guion para valorar. Nació en Londres, en una familia obrera y no tuvo una gran educación. De hecho dejó los estudios a los 15 años, fue fontanero, lavaplatos en un restaurante y trabajó en una lavandería, pero ahí estaba su sueño de llegar a ser actor: “Hice de todo para llegar a tener mi primer personaje. Me esforcé mucho pero siempre supe lo que quería”, dijo hace años. Cuando consiguió ir teniendo pequeños papeles conoció a su primera esposa, la actriz Patricia Haines, pero sus inseguridades convirtieron este primer matrimonio en un tormento. “Era inmaduro. No podía llevar adelante una vida familiar y tolerar las adversidades de una carrera que todavía no estaba consolidada, ni mucho menos”, dijo en un homenaje que le realizaron cuando cumplió 70 años. Se separaron siete años después de casarse y ella murió en 1977, a los 45 años.

Michael Caine, en una escena de la película 'Origen'.
Michael Caine, en una escena de la película ‘Origen’.

En la vida de Caine comenzaron a llegar los papeles protagonistas pero el actor sentía el dolor del fracaso y la soledad en su vida personal. Pasaron nueve años hasta que conoció a Shakira Baksh, por quien se sintió atraído viéndola bailar en televisión en el anuncio de un café. Tanto como para estar dispuesto a viajar a Brasil inmediatamente para conocerla, algo que no hizo falta porque un amigo le informó que ella era de Guayana pero que estaba viviendo en Londres. El actor tuvo que insistir mucho hasta que la modelo y actriz accedió a tomarse una copa con él, pero se casaron en 1973, tuvieron a su hija Natasha y desde entonces continúan juntos. Shakira ha sido su gran amor y también su tabla de salvación: “Sin ella me hubiera convertido en un alcohólico y me hubiese muerto hace años”, confesó en una entrevista. “Conocer a mi mujer, me hizo recuperar la vida”, añadió.

Eso no significa que en tantos años de matrimonio no hayan tenido que sortear alguna crisis, pero ninguna de ellas ha llegado a romper su pareja. Ahora solo teme al fantasma del dolor, tiene a sus hijas y nietos como anclas que le sujetan con emoción a la vida y afirma que el cine tendrá que ser el que prescinda de él y no al contrario.

https://elpais.com/gente/2021-05-19/michael-caine-revela-que-ha-dejado-el-alcohol-por-sus-nietos-he-decidido-vivir-un-poco-mas.html

Deja un comentario