La ley del Rey Palomo

Julián Quirós


Actualizado:

Guardar

La coalición gobernante se lo guisa y se lo come sin ayuda ajena, como aquel quevedesco Rey Palomo: reforman el Poder Judicial sin dar voz a los jueces, implantan la eutanasia sin oír a los médicos y trastocan (otra vez) las leyes educativas ignorando a padres y profesores. Es lo que hay, el decreto ley de toda la vida convertido en una abusiva ley del deseo. El Congreso de Meritxell Batet, en fin, se basta y se sobra para sacar adelante la real voluntad del pedropablismo. Y nada más. En el gran año de la pandemia, el Gobierno urge cambios nucleares del constitucionalismo, mientras congela proyectos legislativos críticos para afrontar la emergencia social y económica del Covid. Los parlamentos de

Julián QuirósJulián QuirósDirectorJulián Quirós

Deja un comentario