José Luis Restán: Piedra de toque

José Luis Restán


Actualizado:

Guardar

La dificultad creciente para encontrar certezas comunes sobre las que asentar la vida civil en temas cruciales como el inicio y final de
la vida humana, la configuración del matrimonio y de la familia, los nuevos desarrollos de la neurociencia, el papel del Estado en la educación, o la dimensión pública de
la libertad religiosa, plantea un gran desafío a nuestras democracias.

En este contexto,
el recurso a la objeción de conciencia
ofrece una garantía de que los grandes debates éticos no se cierran en falso por la mera presión de
la aritmética parlamentaria. Por otra parte, este recurso preserva los derechos de personas e instituciones, indica la centralidad de la conciencia en la construcción del bien

 común, y señala una herida sin cicatrizar en la convivencia.

La objeción de conciencia no es una anomalía incómoda en la vida democrática, por el contrario, es una garantía de verdadera convivencia, ya que permite un espacio seguro para todos frente al abuso del poder y de la opinión mayoritaria. Es una inquietante paradoja que mientras nuestra cultura exalta una libertad sin vínculos, se pretenda reducir el ejercicio concreto y real de la libertad en la ciudad común. Reducir la protección jurídica de la
objeción de conciencia, como pretende la ministra Irene Montero respecto
al aborto y la
eutanasia, degradará nuestra convivencia y nos acercará a los usos propios de los Estados totalitarios.

Ver los
comentarios

https://www.abc.es/sociedad/abci-jose-luis-restan-piedra-toque-202109300130_noticia.html

Deja un comentario