Guía del propietario para la parálisis de la iguana

La parálisis en las iguanas es una condición muy grave. Si bien algunas iguanas pueden quedar paralizadas permanentemente, a veces la afección es reversible. Entonces, ¿qué causa exactamente la parálisis de la iguana?

Causas

Tu iguana puede paralizarse por varias razones. La causa más común de esta afección es la enfermedad ósea metabólica. También puede ocurrir si mantiene a su iguana en un ambiente inadecuado o le da una mala dieta. Las lesiones, lesiones o tumores que involucran la médula espinal también pueden provocar parálisis.

Señales

Si esta condición ocurre debido a una enfermedad ósea metabólica, notará una variedad de signos antes de que su iguana realmente se paralice. Estos signos de advertencia incluyen pérdida de apetito, espasmos e hinchazón de la mandíbula inferior. Una vez paralizada, su iguana no podrá moverse. Ni siquiera podrá defecar u orinar por sí mismo.

Diagnóstico

Si sospecha que su iguana está paralizada, es importante que la lleve a un veterinario lo antes posible. Podrá estar seguro y comenzar el tratamiento.

Tratamiento

Como se mencionó anteriormente, la parálisis a veces se puede revertir. Su iguana recibirá una variedad de medicamentos que incluyen calcio, vitamina D3 y antiinflamatorios. También deberá someterse a fisioterapia. A lo largo de todo este proceso, deberá brindar atención de apoyo a su iggie. Ni siquiera podrá ir al baño sin tu ayuda.

Pronóstico

Si la parálisis de su iguana es permanente, el panorama es muy sombrío. Deberá bañarlo todos los días. También necesitará darle masajes para ayudar a expulsar la orina y las heces de su cuerpo. Como no podrá moverse por sí mismo, tendrá que trasladarlo hacia y desde sus áreas de descanso, descanso y alimentación. A medida que su salud continúa deteriorándose, la eutanasia puede ser una opción más humana.

Deja un comentario