El Papa muestra su deseo de viajar a Santiago de Compostela en el verano de 2022

Juan Vicente BooJuan Vicente Boo

Corresponsal en el Vaticano
Actualizado:

Guardar

En su larga entrevista con el programa ‘Herrera en COPE’, emitida este miércoles, el Papa Francisco responde a una pregunta sobre el referéndum catalán y las tensiones independentistas invitando a los españoles a «llevar adelante la historia como hermanos y no como enemigos», cuidando «huir de las ideologías, que son las que impiden cualquier proceso de reconciliación. Las ideologías destruyen».

Dejando claro que «son ustedes los españoles los que tienen que juzgar», Francisco añade: «yo no sé si España está totalmente reconciliada con su propia historia, sobre todo la historia del siglo pasado. Y, si no lo está, creo que tiene que hacer un paso de reconciliación con la propia historia, lo cual no quiere decir claudicar de las posturas propias, sino entrar en un proceso de diálogo y de reconciliación».

El Papa destaca que
«la unidad nacional es una expresión fascinante, pero nunca se valorará sin la reconciliación básica de los pueblos», por lo que «cualquier gobierno, sea del signo que sea, tiene que hacerse cargo de la reconciliación y ver cómo llevan adelante la historia como hermanos y no como enemigos».

Visita a Santiago de Compostela

En el diálogo con Carlos Herrera, el Papa deja claro su deseo de viajar a Santiago de Compostela en el verano de 2022 para dirigir un llamamiento a Europa. Revela que en el encuentro del pasado mes de junio «al presidente de la Xunta de Galicia le prometí pensar el asunto. Para mí la unidad de Europa en este momento es un desafío. O Europa continúa perfeccionando y mejorando en la Unión Europea, o se desintegra».

En el calendario de 2022 –que el Papa ha prolongado como Año Santo vistas las
restricciones de la pandemia en 2021–, el marco ideal sería el final de la Peregrinación Europea de Jóvenes que concluye el 6 y 7 de agosto.

Francisco ha reiterado que su plan consiste en seguir dando prioridad a visitar los países pequeños de Europa. Por eso, «fui a Estrasburgo pero no fui a Francia. A Estrasburgo fui por la Unión Europea. Y si voy a Santiago, voy a Santiago pero no a España, que quede claro».

Sobre eutanasia y aborto

El Papa
inscribe la legalización de la eutanasia

en España en el marco de una lamentable «cultura del descarte (desecho). Lo que no sirve se descarta. Los viejos son material descartable: molestan. No todos, pero en el inconsciente colectivo de la cultura del descarte, los viejos, los enfermos más terminales… los chicos no queridos, también».

Considera paradójico que esto suceda en un contexto de rápido envejecimiento pues «en Italia la edad media es de 47 años. En España creo que es mayor. O sea, la pirámide se ha invertido. Es el ‘invierno demográfico’ en los nacimientos».

Respecto al aborto deja claro que «a mí no me gusta entrar en discusiones» pues «es una vida, una vida humana. Algunos dicen: ‘No es persona’. ¡Es una vida humana! Ante de una vida humana yo me hago dos preguntas: ¿Es lícito eliminar una vida humana para resolver un problema?¿Es justo alquilar un sicario para resolver un problema?».

Operación y recuperación

Refiriéndose a la
operación quirúrgica del pasado cuatro de julio para extirpar parte de su intestino grueso afectado por diverticulitis, el Papa revela que un enfermero «¡me salvó la vida! Me dijo: ‘Usted tiene que operarse’. Había otras opiniones: ‘No, que con antibiótico…’ y él me explicó muy bien. Es un enfermero de acá, del servicio sanitario nuestro, del hospital del Vaticano. Es la segunda vez en la vida que un enfermero me salva la vida», pues ya le sucedió en 1957 durante una grave infección de los pulmones.

Francisco asegura que «ahora puedo comer de todo, cosa que antes con los divertículos no podía. Todavía tengo las medicinas posoperatorias, porque el cerebro tiene que registrar que tiene 33 centímetros menos de intestino. Pero llevo vida normal, llevo una vida totalmente normal».

El Papa se ríe de los rumores sobre su inminente renuncia por enfermedad pues «incluso me dijeron que la semana pasada estuvo de moda eso. Eva Fernández (corresponsal de COPE en el Vaticano, quien consiguió la entrevista) me dijo eso, incluso con una expresión argentina muy linda». Con excelente humor, Francisco añade: «Siempre que un Papa está enfermo corre brisa o huracán de cónclave».

Prueba de que está en buena forma es su anuncio de que, aparte del viaje a Budapest y Eslovaquia en septiembre, piensa ir a Glasgow en noviembre para pronunciar un discurso en la
conferencia del clima de Naciones Unidas.

La entrevista aborda temas dolorosos como la retirada occidental de Afganistán donde «por lo que se ve, no tuvieron en cuenta –parece, no quiero juzgar–, todas las eventualidades. No sé si habrá una revisión o no, pero ciertamente hubo mucho engaño de parte quizás de las nuevas autoridades. Digo engaño o mucha ingenuidad, no entiendo».

Proceso judicial

Tampoco elude, en su propio terreno,
el proceso al cardenal Angelo Becciu y a los funcionarios del Vaticano enjuiciados por apropiación indebida de decenas de millones de euros de fondos reservados, invertidos temerariamente en un inmueble de lujo londinense.

Recuerda que «todo empezó con dos denuncias de personas que trabajan en el Vaticano y que, en sus funciones, vieron una irregularidad. Hicieron una denuncia y me preguntaron qué hacer. Yo les dije que si quieren ir adelante tienen que presentarlo al fiscal».

Francisco espera que «estos pasos que estamos dando en la justicia vaticana ayuden a que cada vez sucedan menos estos hechos. Sí, usted usó la palabra corrupción. Y en este caso, obviamente, al menos a primera vista, parece que la hay».

En todo caso, respeta la presunción de inocencia del cardenal Becciu y desea «de todo corazón que sea inocente». Ahora bien, «es la justicia la que va a decidir».

El Papa asegura que en la erradicación de los abusos sexuales de menores «se ha progresado, y cada vez se progresa más». Pero añade que «es un problema mundial y grave. Yo me pregunto a veces cómo ciertos gobiernos permiten la producción de pedopornografía. Un gobierno sabe quién en su país produce pedopornografía. Para mí es una de las cosas más monstruosas que he visto».

Francisco termina reconociendo que, en la práctica, es imposible frenar los bulos y las malas interpretaciones deliberadas pues «una palabra puede ser interpretada de un lado o de otro… Yo no sé de dónde han sacado la semana pasada que yo iba a presentar mi renuncia… Y dicen que fue un revuelo, cuando a mí ni se me pasó por la cabeza. Delante de interpretaciones que nacen un poco distorsionadas de alguna palabra mía yo me callo, porque aclarar es peor».

En todo caso está tranquilo, pues no se cree «el Papa Superman». ¿Cómo le gustaría que le recordaran? «Como lo que soy, un pecador que trata de hacer el bien».

Ver los
comentarios

https://www.abc.es/sociedad/abci-papa-invita-gobierno-y-generalitat-llevar-adelante-historia-como-hermanos-y-no-como-enemigos-202109010930_noticia.html

Deja un comentario