Declaran culpable al homicida que degoll a su mujer y se justific alegando que la ayud a suicidarse

Actualizado

Las acusaciones piden 22 aos de prisin por homicidio con agravante de vctima especialmente vulnerable, de parentesco y gnero

Ram

Ramn Saiz, durante el juicio.
EFE

Mara Judite Martn Alves presentaba un cuadro depresivo grave y comentaba a familiares que tena un cncer terminal mientras su esposo, Ramn Saiz Gonzlez, que saba que no era cierto, no la sacaba de su error.

El 11 de julio de 2018, intent suicidarse y los psiquiatras del Hospital de Oza, en A Corua, quisieron ingresarla, pero pidi el alta voluntaria y su marido se comprometi a someterla a «supervisin estrecha y permanente» y cuidar que tomase su medicacin. Se convirti en su guardin y siete das despus, se transform en su verdugo. La degoll con un cuchillo con una hoja de 18 centmetros y le seccion la arteria cartida.

Todos estos hechos los ha declarado probados un jurado popular que durante las dos ltimas semanas juzg a Ramn Saiz. Con este veredicto, no solo le declaran culpable de un delito de homicidio con las agravantes de vctima especialmente vulnerable y parentesco, sino que echan por tierra la estrategia de defensa en la que se ha refugiado los dos ltimos aos: intent convencer a todos que no mat a su esposa porque l mismo tom la decisin de acabar con su vida, como han probado los jurados, sino porque ella as se lo pidi, convirtindose en una suerte de defensor mximo de la eutanasia.

No convence al jurado

El acusado insisti en el juicio en que la mat porque era «lo que ella quera» e incluso sostuvo que fue ella misma la que eligi el cuchillo con el que la degoll.

Sin embargo, desde el primer momento, tanto la Fiscala como la acusacin popular que ejerce la Xunta de Galicia y la acusacin particular que ejercen los tres hijos que ella tena de un matrimonio interior insistieron en que no era ms que una excusa en la que se escudaba para intentar eludir su responsabilidad penal.

El abogado defensor de Ramn lleg a poner nombre a esa estrategia y pidi que se le considerase autor de un delito de auxilio ejecutivo al suicidio, insistiendo en que Mara Judite le pidi de forma expresa y reiterada que acabase con su vida.

Los argumentos, sin embargo, no convencieron al jurado, que se decantaron por la versin que han defendido las acusaciones y en la que el abogado de los hijos de la vctima, Jorge Vila Lozano, desmont con pruebas como las notas de suicidio que aparecieron en el piso de la pareja.

Hasta siete notas que sac a relucir este letrado durante el juicio echaron por tierra ese auxilio al suicidio y pusieron ante los jurados otro escenario que se habra dado en el domicilio de la calle Estrella de A Corua el 18 de julio de 2018: el acusado hizo creer a la vctima que los dos protagonizaran un suicidio colectivo por amor.

El jurado no le puso nombre a ese suicidio colectivo, pero en su veredicto s considera probado que en el piso aparecieron varias notas manuscritas en las que se dejaban entrever que Ramn se quitara la vida, y que una de ellas la firmaron ambos.

La propia Brigada Provincial de Polica Cientfica de A Corua, en un informe, resume que esas notas expresan «deseos de un suicidio comn, manifestando ltimas voluntades a la familia».

Una de esas notas incluso introduce momentos dramticos que ahondan en esa idea de que ambos se iran juntos de este mundo por amor, pues piden a sus familiares que incineren sus cuerpos, los mezclen en una jarra de cerveza y los arrojen al mar en la meditica y famosa fortaleza vasca de San Juan de Gaztelugatxe mientras suenan dos canciones de Imagine Dragons Live (no existe tal cancin) y Thunder.

«Estaba soando con cosas ms grandes / Y quiero dejar mi propia vida atrs / No es un s seor, no es un seguidor», es parte de la letra de esa cancin, Thunder, que la pareja, que llevaba cuatro aos casada, quera que sonase mientras se fundan entre ellos mismos y con el mar y la cerveza, un toque dramtico que ahonda en esa idea y que, por lo tanto, desmentira esa versin del acusado de que ella quera morir y que l la matase.

Depresin grave

El jurado, adems de negar esa versin que le convertira en el hroe de la historia, considera probada la especial vulnerabilidad de la vctima, que desde que tena una relacin con el acusado haba enfriado los vnculos con sus tres hijos -ellos desconocan, por ejemplo, tal y como declara el jurado, que ella haba intentado suicidarse siete das antes del crimen-.

As, consideran probado que ella presentaba un cuadro de depresin grave, pesaba tan slo 38 kilos y tomaba una fuerte medicacin. Durante el juicio, tambin se la present como una persona maltratada y vejada.

La Audiencia coruesa deber dictar sentencia con la condena que impone al acusado en base a este veredicto de culpabilidad. Las tres acusaciones (Fiscala, Xunta y familia de ella) piden que sea condenado por homicidio con la agravante hipercualificada de vctima especialmente vulnerable, las agravantes de parentesco y gnero y la atenuante de confesin a 22 aos de prisin.

Por su parte, la defensa del acusado reconoce el homicidio, pero cree que concurre en este caso una arrepentimiento -el acusado llam a su hermana y al 112 por reconocer el crimen- que debe tenerse en cuenta como circunstancia atenuante muy cualificada y pide una condena de menos de la mitad, 10 aos de prisin.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Deja un comentario