Artículo 143 código penal

Actualmente, la eutanasia y el suicidio asistido están castigados con prisión. El Código Penal, en su artículo 143, dice:

  • En su apartado primero: “El que induzca al suicidio de otro será castigado con la pena de prisión de cuatro a ocho años”.
  • En el segundo apartado. “Se impondrá la pena de prisión de dos a cinco años al que coopere con actos necesarios al suicidio de una persona
  • Será castigado con la pena de prisión de seis a diez años si la cooperación llegara hasta el punto de ejecutar la muerte”, argumenta el apartado tercero.
  • Y en el cuarto y último matiza que la pena sería “inferior en uno o dos grados a las señaladas en los apartados 2 y 3 si el que causara o cooperara en la muerte de un tercero lo hubiera hecho por la petición expresa, seria e inequívoca de éste” y siempre en el caso de que “la víctima sufriera una enfermedad grave que conduciría necesariamente a su muerte, o que produjera graves padecimientos permanentes y difíciles de soportar”.

Se ha propuesto la modificación del apartado 4 del artículo 143 del Código Penal, para que pudiesen quedar exentos de responsabilidad los que ayudan a morir «de manera segura, pacífica y sin dolor» a una persona que lo pida de forma «libre, expresa e inequívoca». Pero en este momento, todavía no ha podido ser modificado este artículo aunque la mayoría de los grupos parlamentarios estaban a favor.

Lo que no está penado en España es una especie de eutanasia pasiva, regulada por la Ley de Autonomía del Paciente y de Derechos y Obligaciones en materia de Información y Documentación Clínica, que establece que el paciente tiene derecho «a decidir libremente, después de recibir la información adecuada, entre las opciones clínicas disponibles», así como a «negarse al tratamiento, excepto en los casos determinados en la Ley».

FUENTE: El Confidencial

Deja un comentario